Se presenta la campaña del IRPF que invita a marcar ambas casillas en la declaración

Se presenta la campaña del IRPF que invita a marcar ambas casillas en la declaración

CON EL INICIO DE LA CAMPAÑA TRIBUTARIA, LA ARCHIDIÓCESIS DE BURGOS Y BURGOS ANIMAN A MARCAR LA DOBLE X EN LA DECLARACIÓN DE LA RENTA.

Recientemente se ha abierto el plazo oficial para la presentación de la declaración de la renta, la Diócesis de Burgos y Cáritas Burgos invitan a los contribuyentes a que marquen de manera conjunta las dos casillas solidarias de la asignación tributaria: la destinada a la Iglesia católica y la de Otros Fines Sociales de interés general.

Con el lema «En tu próxima Declaración de la Renta: mejor2», Cáritas quiere llamar la atención de los ciudadanos sobre la posibilidad que tienen de duplicar –y de mejorar— su compromiso solidario a través de la Declaración de la Renta: al marcar ambas opciones de forma simultánea, los ciudadanos estarán colaborando a la vez, y sin coste añadido alguno, con un 0,7% de su base imponible a sostener la acción de la Iglesia y con otro 0,7% a apoyar los fines sociales que desarrollan Cáritas y otras muchas organizaciones que reciben fondos del IRPF para sostener una parte de su labor solidaria.

 El lema de la campaña invita a “no conformarse con la mitad”. Marcar las dos casillas no supone marcar más o que te devuelvan menos.

En Burgos venimos manteniéndonos en cifras similares a las del año pasado sobre el número de personas que marcan la casilla de la Iglesia Católica, a tenor de los datos estatales que son: un 20% a la Iglesia y un 33% las que marcan fines sociales. Si incluimos los que marcan ambas casillas, el porcentaje se eleva al 48% y al 61%. En el ámbito estatal se ha percibido un aumento del 19% al 21% en el número de declarantes que marcan ambas casillas.

Con la aportación que los contribuyentes realizan la Diócesis y Cáritas desarrollar diferentes programas. Un ejemplo que visibiliza esta inversión de los fondos provenientes del IRPF son la pastoral penitenciaria y el programa de Cáritas “Volver a empezar”.  Se trata de una actividad en la que confluye la actividad de acompañamiento pastoral y social. La Iglesia y Cáritas destinan al sostenimiento de esta acción pastoral y socio caritativa un total de 29.200€ provenientes del IRPF con la dedicación de dos sacerdotes y los recursos humanos y técnicos que Cáritas dispone para facilitar la inserción de los presos en tercer grado a su salida de prisión.

Fermín González como delegado de pastoral penitenciaria, acude todos los días de la semana para estar disponible a toda la población presa. Realiza un acompañamiento personalizado a través de la escucha. Una labor importante es la intermediación que reproduce entre necesidades específicas de los presos y la propia institución penitenciaria. Es importante la labor de intermediación con las familias y el apoyo psico social cotidiano que genera un trato personal muy apreciado entre los reclusos y que posibilita el acompañamiento humano a muchos niveles.

David Alonso, responsable del programa, explica que se trabaja en tres fases: la primera dentro de la prisión que alcanza al 70% de los presos a través de talleres de habilidades sociales, orientación pre laboral y refuerzo personal. La segunda fase se atendió a 24 personas en acompañamiento a los permisos de salida. Se les facilita disfrutar a ellos y sus familiares que vienen de fuera, de la vivienda asignada a este fin. En la tercera fase de salida, se acompaña a 10 personas sin recursos para que puedan insertarse mediante diferentes procesos: reconciliación familiar, apoyo jurídico, seguimiento psico social. Son perfiles muy vulnerables y Cáritas busca evitar procesos de sinhogarismo o de pérdida de redes sociales.

Ambas actividades aglutinan a 48 personas voluntarias divididas en las tres fases lo que aporta un gran valor de socialización a las personas privadas de libertad y reproduce experiencias importantes que

La Diócesis de Burgos recibió el año pasado la cantidad de 2.420.000€ proveniente del IRPF que fue asignado en Burgos, aunque a través de la Conferencia Episcopal se completó la cifra hasta 3.420.000€. Destina buena parte del presupuesto al sostenimiento de la actividad pastoral y del patrimonio cultural. Cáritas Burgos recibió una asignación de 278.592€ para este año 2017, una cifra muy similar a la del año pasado. Con este dinero se está financiando parte de programas y servicios esenciales en nuestra acción social como: recursos para personas sin hogar, casa de acogida a mujer gestante Ain Karen, acogida rural, drogas y VIH, atención a la infancia y adolescencia, módulos formativos de empleo, programas para apoyo a la mujer, sensibilización y apoyo a vivienda y asesoría jurídica. A su vez, cada año, Cáritas Burgos recibe una asignación directa de la Conferencia episcopal por la misma vía, que en el año pasado ascendió a 144.095€

Cáritas al ser una parte más de la Iglesia de Burgos, es destinataria directamente de los fines a los que la Diócesis destina esta partida. Especialmente, a través de los 66 locales de acogida y  centros especializados que dispone en toda la provincia para sus procesos de inserción.  

Es de destacar una de las situaciones que se producen ante la creciente despoblación del mundo rural. En muchos municipios la presencia de actores públicos y de la administración se ha ido perdiendo. La curia de la Diócesis junto con los equipos de voluntariado en ocasiones, ejercen una función extraordinaria en estos entornos al realizar de manera informal acompañamientos sociales y al avisar a los equipos de Cáritas rural cuando detectan población con carencias específicas.

La Diócesis y Cáritas hacen un llamamiento a la ciudadanía que aun no marca ninguna casilla. Cerca del 30% de las declaraciones no lo hacen. Por ello animamos a involucrarse marcando ambas casillas como forma de participar de marera activa en el modelo de sociedad que queremos. La asignación tributaria es una vía para transformar la sociedad y potenciar la participación activa de asociaciones y grupos organizados en el cambio social.

Cáritas queremos recordar que las necesidades sociales continúan y que la aparente mejoría de la economía no está rescatando de forma automática a centenares de familias que en nuestra región sufren carencias económicas y sociales graves.

Cáritas asiste, como cualquier otra entidad del sector, a las convocatorias públicas emitidas por el Ministerio de Asuntos sociales, en las que se presentan los proyectos que luego son aprobados y reciben una asignación económica. De este modo recibe fondos para sus proyectos sociales aportados por los contribuyentes a través de la casilla de “Otros Fines Sociales”. Y como Confederación oficial de las entidades de acción caritativa y social de la Iglesia católica en España, recibe también apoyo financiero a través de las aportaciones que se recaudan mediante la casilla destinada a la Iglesia católica.

Cáritas Burgos, a su vez, se sumará a la campaña que programará en breve el resto de las organizaciones sociales para la promoción de la doble x en la declaración de la renta.

 

25 de Abril de 2017