La red internacional de Cáritas ha habilitado fondos de emergencia para ofrecer ayuda a las personas que se encuentran atrapadas en Alepo.

La red internacional de Cáritas ha habilitado fondos de emergencia para ofrecer ayuda a las personas que se encuentran atrapadas en Alepo.

Cáritas insta a una finalización inmediata del conflicto, al tiempo que reclama que la ayuda humanitaria pueda llegar a quienes más la necesitan.

Una vez que el Gobierno sirio se hizo con el control del este de Alepo, existe una seria preocupación por parte de todas las organizaciones humanitarias ante la grave situación en la que puedan encontrarse los 250.000 civiles que se estima que se han quedado en esa zona.

La red internacional de Cáritas está habilitando fondos de emergencia para ofrecer ayuda a las personas que se encuentran atrapadas en Alepo. Además, insta a una finalización inmediata del conflicto, al tiempo que reclama que la ayuda humanitaria pueda llegar a quienes más la necesitan y que se proteja la vida de los civiles. Para Cáritas, este es el momento de dar paso a las negociaciones políticas que pongan fin a esta cruenta guerra.

Siria es una de las mayores emergencias a las que se enfrenta la red internacional de Caritas desde el estallido del conflicto, en marzo de 2011. Unos 13,5 millones de personas necesitan asistencia humanitaria en Siria; de ellos, al menos 6,5 millones son desplazados internos. Además, se estima que otros 4,6 millones de personas, la mitad de ellos niños y niñas, han buscado refugio en los países vecinos (Jordania, Líbano y Turquía, principalmente).

Se recogen colaboraciones a través de Cáritas Burgos para el apoyo a las necesidades básicas de las familias vulnerables, a través de reparto de alimentos, pañales y leche para bebés, ayuda para vivienda y asistencia médica; y educación y apoyo psicosocial a menores desplazados a causa del conflicto. 

12 de Enero de 2017