La hospitalidad de los que menos tienen teje auténticas redes de solidaridad.

La hospitalidad de los que menos tienen teje auténticas redes de solidaridad.

Any junto con su marido e hijos, comparten piso en Burgos con vecinos de su ciudad de origen.

Amadou y Any, junto con sus hijos, son una de las numerosas familias que se atienden desde los servicios de acogida del arciprestazgo de Gamonal en Burgos. Son de Senegal, aunque los hijos nacieron en España. Se encontraron hace poco por casualidad en Burgos con un vecino del barrio donde crecieron, en Dakar. No dudaron en ofrecerle una habitación en casa. Son dos las personas que comparten ahora piso con la familia que está encantada de que su casa, como ocurre en sus casas de origen, la habite más gente. Se trata de una vivienda de 4 habitaciones en Heladio Perlado. No les gusta la costumbre occidental de tener “las puertas cerradas”. Sus padres le han criado así, nos cuenta.

El matrimonio tiene la nacionalidad española. Hace tiempo que no trabaja pero van saliendo adelante. Alberga una enorme confianza, como creyente musulmán, en que todo irá bien para él y su familia. Amy, su mujer, cocina cada día según la costumbre de su país, añadiendo cantidades “por si viene alguien más a comer”. “Todos los días vienen amigos, la gente entra sin llamar”. Hoy cocina arroz con pescado. No echa de menos la intimidad que habitualmente las familias requieren y no encuentra ningún problema en compartir la casa y convivir con otras personas de su país natal. Para ella es un motivo de alegría. Amadou nos remite a conocidos y amigos cuando habla de la gente que ha pasado y como su hospitalidad ha permitido que otras personas continúen sus vidas. 

01 de Febrero de 2017