El nuevo Delegado episcopal de Caritas en Burgos, Fernando García Cadiñanos, se incorpora a sus funciones tras el nombramiento oficial del Obispo

El nuevo Delegado episcopal de Caritas en Burgos, Fernando García Cadiñanos, se incorpora a sus funciones tras el nombramiento oficial del Obispo

Fernando García Cadiñanos (Burgos, 1968) es el nuevo Delegado de Caritas en sustitución de Óscar Moriana, anterior responsable que finaliza en estas fechas su mandato y que recientemente se desplazó a Roma a completar estudios de especialización.

El nuevo Delegado se ordenó de sacerdote en 1993 y desde entonces ha acompañado diversas comunidades parroquiales: Santa Catalina en Aranda de Duero, las parroquias de Villalmanzo, Solarana y las de muchos otros pueblos de la zona del Arlanza. En Burgos ahora es párroco de Nuestra Señora de la Nieves.

Cadiñanos estudió teología en la Facultad del Norte de España y se licenció en Ciencias sociales y Doctrina Social de la Iglesia en Roma. Ha combinado sus labores pastorales con otras funciones de responsabilidad en diversas áreas de la Diócesis. Durante tres años fue Delegado de Pastoral Obrera. Coordinó durante once años el Departamento socio político, órgano surgido del Sínodo Diocesano. En la Facultad de Teología ejerce actualmente como profesor de Moral de la Iglesia y de Doctrina social.

Su labor docente y de investigación así como sus publicaciones, han supuesto el vínculo más directo con la actividad de Caritas. Es miembro del consejo de redacción Corintios XIII, revista de teología y pastoral social de Caritas Española. También ejerce como profesor en la Escuela de Caridad en la que imparte la materia de "Justicia y magisterio social".
Ha sido nombrado para 3 años en los que realizará labores de acompañamiento pastoral a la institución: motivación espiritual de los agentes, presencia en las parroquias que cuentan con equipo de Caritas, seguimiento de los procesos de formación, etc.

En su primer contacto con los equipos de Caritas ha manifestado su disponibilidad total hacia las personas que componen actualmente la organización: "mis puertas están abiertas para acogeros, animaros, escucharos, ayudaros... Creo que es fundamental que nos sintamos una familia que se sabe respetar y alentar..."

Se ha referido a Caritas como ese lugar donde deben confluir "las personas que tengan los mejores corazones, capaces de "ver con el corazón" y de actuar con la "imaginación de la caridad".

Se hará presente en las próximas fechas en los diversos órganos de gobierno: equipo directivo, consejo diocesano de Caritas y coordinaciones territoriales, con el fin de tomar el pulso a su actividad y de incorporarse a su labor. Caritas cuenta actualmente con más de 800 agentes en toda la Diócesis y su labor alcanza a una media, los últimos años, de 14.000 personas.

17 de Junio de 2015