Cáritas Burgos en colaboración con el Ayuntamiento, abre su espacio de mínima exigencia de cara al invierno.

Cáritas Burgos en colaboración con el Ayuntamiento, abre su espacio de mínima exigencia de cara al invierno.

La unidad dispone de 8 plazas para la prevención de situaciones de riesgo social.

Durante el ejercicio pasado, la Unidad de mínima exigencia (UME) atendió a 17 personas sin hogar en grave situación de exclusión. La mayoría de nacionalidad española, empadronados en la provincia de Burgos y tan solo una de ellas mujer. Se trata de personas con un perfil de sinhogarismo en situación muy cronificada. Tienen dificultades para integrarse en los procesos habituales de inserción.

La aportación del Ayuntamiento asciende a 15.000€, el resto del presupuesto total se completa desde Cáritas. Se han contratado para atender este servicio a dos monitores de noche que provienen de contrataciones bonificadas de la Junta de CyL para personas desempleadas de larga duración.  

El horario será de 20:30h a las 8:30h del día siguiente. La actividad de “Café y calor” que busca animar a las personas que duermen en la calle a mejorar sus condiciones y a acudir a la UME, iniciará también su actividad en breve, coincidiendo con la bajada de las temperaturas. Durante este curso se incorporarán de nuevo un buen grupo de personas voluntarias que ya venían colaborando en años anteriores. Ejercen una importante labor de acompañamiento y relación de ayuda. 

07 de Noviembre de 2016