Cáritas Aranda celebrará el próximo 26 de junio el Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas

Cáritas Aranda celebrará el próximo 26 de junio el Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas

El consumo de drogas sintéticas, cannabis, medicamentos y el alcohol entre los casos más habituales que se atienden en el centro de Cáritas Aranda.

El Centro Específico de Cáritas de Ayuda al Drogodependiente en Aranda de Duero CADAC, único a fecha de hoy en el municipio, lleva más de 20 años trabajando con personas con algún tipo de adicción a las drogas ilegales y alcohol. Para ello cuenta con dos técnicos de intervención y con la dedicación de 5 personas voluntarias que realizan actividades de acompañamientos dentro del programa.

A fecha de hoy este servicio ha atendido durante 2016 a 105 personas. La casuística es muy diversa: algunos llegan por iniciativa propia; en otras ocasiones son los padres de los/as adolescentes los que llegan preocupados por posibles consumos por parte de sus hijos; también llegan derivados desde salud mental u otras instituciones el municipio.

A todos ellos se les ofrece información sobre el tratamiento más adecuado, bien en el propio centro o bien en otros recursos disponibles dentro y fuera de nuestra ciudad. Se les apoya con tratamiento ambulatorio, en la resolución de problemas asociados (judiciales, económicos, sanitarios…), se les orienta y se les ofrece apoyo psicológico.

Durante el último año se ha reforzado el trabajo trasversal con los familiares, con los que se procura tener un contacto más estrecho para un mejor apoyo del proceso de la persona atendida.

La estrategia de la Unión Europea en materia de Lucha contra la Droga para 2013 – 2020, persigue la reducción de la demanda y la oferta de drogas en la UE, por tanto reducir los riesgos para la salud y la sociedad mediante políticas nacionales.

En el campo de las drogodependencias, la heroína desempeña hoy un papel menos relevante que en el pasado, mientras que adquieren cada vez más importancia sustancias estimulantes como: las drogas sintéticas, el cannabis, los medicamentos y el alcohol.

Se detecta que con 13 años de edad existen casos que manifiestan algún problema asociado al consumo de sustancias. Preocupa la normalización en el día a día de este tipo de consumos junto con el alcohol. Es posible que no haya una conciencia clara de los riesgos que conlleva este tipo de prácticas y que por lo tanto haya que seguir reforzando la labor de sensibilización.

Cáritas Aranda procura vincularse a todas las iniciativas contra el tráfico de drogas para sumar esfuerzos junto con instituciones y otra entidades de cara a prevenir estos hábitos que terminan generando un deterioro grave en muchas personas, minando su salud y su autonomía, provocando situaciones severas de dependencia y de abandono, con la consiguiente exclusión social. 

24 de Junio de 2016