Círculo de Silencio

Círculo de Silencio

Hoy lunes 8 un nuevo gesto pacífico de denuncia anter la vulneración de los derechos de los migrantes. 

Desde el año 2012 Cáritas, CONFER, Justicia y Paz, Manos Unidas y Redes vienensumando esfuerzos en una estrategia conjunta de presencia pública: quieren dar voz a unmodelo alternativo de desarrollo en el que las personas empobrecidas sean lasprotagonistas. Esta iniciativa se llama “Enlázate por la Justicia”. Responde a la invitación quelanza el papa Francisco en su encíclica Laudato si. En ella señala, por ejemplo, el trágicoaumento de migrantes huyendo de la miseria empeorada por la degradación ambiental; ydenuncia la indiferencia generalizada ante estas desgracias (LS 25).Compartimos el interés de llevar a cabo esta campaña: "Si cuidas el planeta, combates lapobreza". Un reto, un desafío que nos anima a trabajar juntos entre 2016 y 2018. ¡Hemos deconvertir nuestro corazón y nuestra mirada! Mirar con justicia, mirar con misericordia almundo, nos lleva a clamar por tantas personas migrantes, desplazadas, refugiadas. Nopodemos quedarnos tranquilos ante tanta indiferencia y ante tantos “descartes”. Estamosllamados a una transformación de nuestras relaciones cotidianas, nuestro ser profundo,nuestros estilos de vida... La tierra grita, y los pobres no pueden esperar más.Tenemos que plantearnos: ¡lo que le pasa al mundo es también nuestro dolor! Sólo desdeesa experiencia de solidaridad, de com-pasión, nos sentiremos urgidos al cambio, areconocer nuestra propia responsabilidad y reconocer cuál es la contribución que cada unopodemos aportar para modificar el rumbo. Cerremos los ojos por un instante, con el deseo dedejarnos tocar por tantas imágenes que seguro hoy mismo hemos visto en las noticias: eldolor de nuestra tierra y de nuestros hermanos y hermanas. Con estas imágenes traemos aeste “silencio” habitado el grito de la Tierra, que se une al grito de los pobres en un clamorque nos reclama otro rumbo.Necesitamos “volvernos a la Tierra”, prestarle más atención, dejarnos hablar, admirar yrecrear por su belleza, contemplar en qué la estamos convirtiendo los seres humanos connuestra manera de relacionarnos con ella. Y “cambiar de mente”, abrirnos a nuevas manerasde pensar y de actuar, transformar pequeños detalles cotidianos que hacemos sin pensar yque quizá podemos hacer de otra manera, más cuidadosa de nuestro entorno y de nuestraTierra. Os invitamos a “tomar la tierra en nuestras manos” y a soñar un futuro mejor para ellay para todas las personas y criaturas que la habitamos. Especialmente los migrantes,refugiados y desplazados…

08 de Mayo de 2017

Documentos relacionados