220 agentes de Cáritas Burgos celebraron el inicio de curso con un encuentro en el Seminario Diocesano.

220 agentes de Cáritas Burgos celebraron el inicio de curso con un encuentro en el Seminario Diocesano.

Talleres sobre temas de actualidad y un reconocimiento a la labor del voluntariado, propiciaron el objetivo de profundizar de forma comunitaria en la acción caritativa y social y poner en valor la gratuidad.

El Seminario Diocesano sirvió de lugar de encuentro para personas voluntarias venidas de la mayoría de los 15 arciprestazgos de nuestra Diócesis a participar de un encuentro que cambia este año de fechas, programándose a principio de curso.

La varidad de talleres que este año se han incluido en el programa, han propiciado el acercamiento a realidades como la de los refugiados, la actividad de cooperación, la Laudato Si, herramientas para el control del estrés y otros contenidos útiles para la acción que las personas voluntarias llevan a cabo en su día a día.

El momento más entrañable del día fue al finalizar la Eucaristía. Se realizó un gesto de reconocimiento a la labor de las personas voluntarias. El director, Jorge Simón, hizo entrega de una planta que simboliza en crecimiento permanente de las personas en nuestra organización. Se dió a diversas personas voluntarias: las más jóvenes y las más veteranas. Se significó así la dedicación de tantas personas en muchos territorios. También la trabajadora más veterana tuvo ocasión de recoger su planta.

A partir de este año los encuentros se realizarán en esta fecha que facilita informar y hacer propuestas así como dar un impulso de la actividad anual de Cáritas. 

26 de Octubre de 2015