Cáritas Burgos presenta su memoria de actividad 2015

Cáritas Burgos presenta su memoria de actividad 2015

El Sr. Arzobispo agradeció la entrega a todos los agentes de Cáritas que hacen posible la labor cotidiana y los resultados que se presentan

 Tras la presentación el pasado sábado 28 de los datos de 2015 a la asamblea general de Cáritas, hoy martes se ha ofrecido en rueda de prensa a los medios de comunicación el contenido de la Memoria.

 Durante el año pasado, Cáritas ha percibido, de forma general, en las personas que atiende, una serie de dificultades más señaladas: una mayor desesperanza que impide permanecer, formarse y progresar en los procesos de integración; más situaciones de aislamiento y más pobreza heredada en personas jóvenes sin expectativa de futuro, especialmente en aquellas situaciones en que sus familias llevan años en situación precaria.

 SIN GARANTÍAS SOBRE LOS DERECHOS

 La coordinadora de acción social, María Gutiérrez, ha hecho hincapié en que “las políticas del estado de bienestar, no garantizan el acceso pleno a los derechos básicos: sanidad, vivienda o empleo.”

 Explicó que “durante 2015 no ha aumentado el número de personas atendidas, pero sí ha aumentado el número de intervenciones, alcanzando las 68.010, lo que manifiesta que se está haciendo más esfuerzo en el acompañamiento a las personas y que las situaciones crónicas son, cada año que pasa, más precarias”.

 Uno de los datos más señalados por la coordinadora en su intervención ha sido que se ha atendido en el programa de empleo a un 14,5% más personas respecto al año 2014. La precariedad laboral es el principal escollo para la verdadera inserción. “El crecimiento económico no se traduce en desarrollo social y empleo digno. El que se crea es precario y no cumple con la función tradicional de inclusión social”.

 En Cáritas el 21,20% de las familias atendidas tienen algún ingreso derivado del trabajo y el 62,5% de las personas atendidas son desempleadas.

 LA DINÁMICA DEL “DESACARTE”, CREA POBLACIÓN MUY VULNERABLE.

 Asistimos a una dinámica del “descarte”, que afecta especialmente a desempleados de larga duración, mayores de 50 años y personas con problemáticas de salud mental. El 25% de las personas atendidas en Cáritas Burgos tienen más de 50 años.

 En el caso de la población infantil y juvenil, detectamos que el fracaso escolar y la escasa formación sigue siendo, a largo plazo, un factor determinante de exclusión social. El 62% de las personas atendidas solo tienen educación primaria.

 El acto ha servido para reivindicar aspectos de la política social y pública que son necesarios para generar la cohesión y la justicia social que se busca. Es por ello que se nombró la necesidad de garantizar una renta mínima digna y equitativa a nivel estatal; de desarrollar una asistencia sanitaria universal y gratuita, que tenga en cuenta especialmente la población emigrante y a quienes tienen problemas de salud mental; de articular políticas en materia de vivienda que garanticen el acceso a las personas en situación social de exclusión; y de transformar el modelo económico para que ponga en el centro a las personas, creando empleo digno y apoyando la economía social.

 SE MANTIENE EL COMPROMISO CON LA COOPERACIÓN INTERNACIONAL.

 La memoria presentada desglosa los contenidos de cooperación internacional cuya aportación ha ascendido a 320.000€. De todos los proyectos se ha destacado uno, el desarrollado en la Amazonía peruana sobre formación de 44 docentes de las comunidades indígenas, junto con el vicariato apostólico de San Ramón. Se trata de un proyecto de formación magisterial bilingüe intercultural que se viene desarrollando en la selva central peruana. 

 

LOGROS Y COMPROMISOS DE LA ORGANIZACIÓN.

 Posteriormente, el Director Cáritas, Jorge Simón, señaló los logros y las apuestas de Cáritas Burgos en su actividad anual. “Estamos comprometidos por poner el empleo en el primer lugar de nuestras acciones, en reforzar la formación reglada, con más inversión y en hacer un mayor esfuerzo a través de la empresa de inserción EMBICO, que sigue incrementando su actividad, además del proyecto agro ecológico “a huertas con la vida” que se está consolidando como una vía adecuada de formación y empleo.

 Simón aludió también a otros compromisos que la organización va a desplegar durante los próximos años, como son la atención al mundo rural con más puntos de acogida y nuevas experiencias de animación comunitaria que busquen atajar las situaciones de aislamiento.

 Cáritas no pierde de vista el esfuerzo que se sigue haciendo con la infancia y la adolescencia, dado el alto riesgo de exclusión que tiene este colectivo y la amenaza que supone para ellos la pobreza heredada.

 El proyecto “hogares” puesto en marcha en Burgos durante 2015, manifiesta el empeño especial por hacer de la vivienda un derecho de primer orden. También en lo que se refiere a la atención psicológica, que ha supuesto una apuesta por la necesidad de apoyo que muestran muchas personas en sus procesos de inserción.

 AGRADECIMIENTO A LAS PERSONAS QUE LO HACEN POSIBLE.

 Tras desgranar los datos económicos, el Director, dio paso de nuevo al Sr. Arzobispo, D. Fidel, que expresó los agradecimientos a todas las personas participantes: la comunidad comprometida con la caridad, el voluntariado que mantiene sus esfuerzos de compromiso y solidaridad y a las personas socias benefactoras que responden a nuestras llamadas.

 Cáritas cuenta a día de hoy con 788 personas voluntarias, 60 personas contratadas, 1.149 personas socias, 64 centros de acogida parroquia en toda la provincia y 33 centros especializados. 

Descarga la memoria aquí

31 de Mayo de 2016

Documentos relacionados